Mi lista de blogs

jueves, 30 de mayo de 2013

AQUARIUS (Deliria, 1987)



 

 

 

Ejemplo italiano del slasher americano


¡Bienvenidos amigos! Esto es Italia y estamos en 1987, pasad todos y sentíos como en vuestra casa. El país de las pizzas, la salsa boloñesa y Berlusconi ha sido siempre un grandísimo exportador de cine de terror y como no podía ser de otra manera en la década de los 80 rodaron cientos de películas la mar de interesantes enfocadas en éste género. De algunas de ellas os hablaré más adelante pero hoy es el turno de AQUARIUS (no el refresco, sino el slasher) que es el perfecto ejemplo de cómo los italianos quisieron imitar el modelo de “Viernes 13”, “San Valentín sangriento” o  “Halloween” por citar algunos nombres. ¡Que suerte para nosotros que éstos italianos tengan tanto talento porque AQUARIUS es un sorprendente slasher europeo que desde ya mismo os recomiendo sin lugar a dudas!

La historia trata sobre un grupo de actores de teatro de segunda fila que están ensayando una obra musical basada en la vida de un célebre asesino que mutiló a decenas de personas y que casualmente se encuentra internado en un hospital psiquiátrico muy cerca de donde están ellos. Durante el ensayo de una coreografía la actriz principal tiene un tropiezo, se tuerce un tobillo y le llevan a que le vea un doctor… ¡Justo al hospital donde está el asesino en el que basan su obra! ¿Adivináis que sucede a continuación? Efectivamente el maníaco escapa, sigue a la prota hasta el teatro, encierra a todos los actores dentro y comienza a liarla parda con todo un arsenal de armas (hacha, motosierra, cuchillo de carnicero, taladro, etc). Primeramente pasaré a comentar los aspectos negativos de la película para después resaltar todas sus virtudes.

Punto negativo para los diálogos. Es cierto que en un slasher el guión es secundario y la estrella principal es el psicópata y su carnicería. Pero objetivamente hay que admitir que en ésta película hay diálogos realmente estúpidos, que chirrían muchísimo y que las pobres interpretaciones de los actores no ayudan a que resulten menos ridículos. Porque a los italianos se les da muy bien hacer pelis de terror pero interpretarlas es ya harina de otro costal (o arena, como diría un íntimo amigo mío). Se echan en falta unas actuaciones más naturales, ya que a la mayoría se les ve sobreactuados y que tienden a la exageración (Véase el caso de la chica rubia de pelo corto y moderno que es todo un homenaje a la anti naturalidad y el exceso). La actriz protagonista, una tal Barbara Cupisti conocida por el quiosquero de su barrio, está correcta y cumple; pero no destaca. El otro punto negativo es que hay una parte de la película en la que la acción parece ralentizar la historia, como si diese la impresión de que lo bueno está tardando en venir y quizás de haber agilizado la llegada de la masacre habría sido pluscuamperfecta.

¿Puntos a favor? ¡TODO lo demás! Hay una atmósfera opresiva y claustrofóbica que ayuda notablemente a empatizar con los personajes y a sentir la sensación de angustia que deben experimentar al estar encerrados en un teatro con un psicópata. Michele Soavi, que debutaba en la dirección de un largometraje con ésta película, consigue crear un elevado nivel de tensión y suspense que mantiene durante casi todo el metraje haciendo de Aquarius una película que te pone de los nervios en más de una ocasión. Además, hace gala de un asesino tan original (cubre su rostro con una cabeza falsa de búho) como carismático e imponente ya que estamos ante un implacable killer que sin motivo aparente organiza una masacre de las gordas. Y con masacre de las gordas me refiero a que los crímenes de ésta peli no son subjetivos ni lights. Aquí se enseña todo, como debe ser ¡Esto es un buen slasher de calidad y no una chorradita para quinceañeros! No me malinterpretéis, no es una película gore pero sí es sangrienta. Hay algunas muertes muy violentas en las que vemos casquería y hemoglobina sin ningún tipo de censura, porque esto es Europa y a diferencia de los americanos enseñamos más tetas, más culos, más folleteo y más sangre y violencia gráfica.

Y para redondear la guinda del pastel la película cuenta con un clímax de alta tensión en el que la sufrida heroína y el maníaco se enfrentan en un desasosegante juego del gato y el ratón. Por si antes no habíamos tenido suficientes persecuciones, sobresaltos, muertes y escenas de suspense el director decide despedir la película como Dios manda y nos regala unos 10-15 minutos finales que son lo que TODO slasher debería ser.

Como ya mencioné antes la peli tiene fallos en el guión que hacen que los personajes resulten un tanto estúpidos, las actuaciones flojean bastante y quizás tarde un poquito en arrancar. Pero conjuntamente es una gran película de terror muy amena y entretenida durante la mayor parte del tiempo, con un peligroso asesino que da mal rollo, sangrientos asesinatos, sustos, tensión, suspense… Es un slasher con todas las letras, uno de los mejores de la década y de las mejores películas de terror que ha exportado Italia jamás. Una película con mucho encanto, que supura espíritu ochentero por los cuatro costados y que estoy seguro gustará mucho a los fans de “Viernes 13” y similares.

NOTA: 8/10  













2 comentarios:

  1. Estoy interesado en verla la gente habla bien de ella, pero.. como la veo? XD, no la encuentro por los rincones de internet :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la tengo en dvd original y la verdad es que merece la pena comprarla. Si sigues sin dar con ella en webs de descargas píllatela, antes la vendían en el Corte Inglés y en Fnac.

      Eliminar