Mi lista de blogs

lunes, 1 de julio de 2013

AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO (The house by the cemetery, 1981)




Sangriento y original cuento de terror italiano

 

Desde niño he pensado siempre que los cementerios son sitios lúgubres, oscuros, aterradores... O al menos así han tratado de presentárnoslos siempre en el cine de terror y esta película es el mejor exponente de que mudarse junto a un viejo y decrépito cementerio abandonado NUNCA puede traer nada bueno. 

"Aquella casa al lado del cementerio" es la más famosa o una de las más famosas obras de Fulci y sin lugar a dudas una obra imprescindible para los amantes del terror clásico. La película cuenta con numerosos elementos que la hacen especial y que le otorgan una magia y un toque único verdaderamente escalofriante. La historia comienza con un doble y sanguinario crimen que ya nos deja sobrecogidos desde sus primeros minutos, con Fulci poniendo las cartas sobre la mesa desde el inicio de la película para que sepamos a que atenernos. Es entonces cuando nos presenta a los personajes principales: un joven matrimonio de Nueva York y su hijo pequeño, quienes se mudan a la enorme y vieja mansión victoriana en la que anteriormente hemos visto morir asesinados a la pareja del comienzo. El padre es un brillante científico que sigue la pista de un colega de profesión que vivía en esa casa y desapareció misteriosamente. Sobra decir que poco después de instalarse comienzan a suceder hechos extraños y continuan los asesinatos, a cada cual de ellos más violento y gore. Pero es que claro... ¡¿A que lumbreras se le ocurre mudarse a una mansión ubicada al lado de un cementerio lleno de lápidas ruinosas?!

La película, como es costumbre en muchas producciones de Fulci, tiene agujeros varios en el guión. De hecho, cuando uno termina de verla, si hace un repaso mental a todo se dará cuenta de que hay varios puntos que no llegan a aclararse en ningún momento y vemos fallos a pares en cuestión de desarrollo argumental. Esta es una característica común en el cine de Lucio Fulci, pero algo perdonable para alguien como él. Porque bien es cierto que la historia en otras manos habría tenido un desarrollo diferente y habríamos encontrado respuestas a preguntas que nos surgen viendo la peli, pero ¿Habría sido tan buena película igualmente? Porque "Aquella casa al lado del cementerio" posee una atmósfera de horror dificil de conseguir. Durante toda la película se transpira un ambiente maligno, un aura de mal rollo e inquietud que te atrapa desde el principio y que dura hasta el último fotograma. Coherencia narrativa hay poca, pero el suspense y la calidad en las escenas de terror son de matrícula de honor. Además, para satisfacer a los goremaníacos el director incluye unos cuantos asesinatos con abundantes dosis de sangre y violencia. Los efectos de maquillaje son más que correctos y las escenas de muertes resultan muy desagradables, gracias a  que Fulci no se corta un pelo y pone toda la carne en el asador mostrando tanto terror psicológico como casquería explícita. En el apartado artístico destaca la actriz inglesa Catriona McColl (Aquí acreditada como Katherine) interpretando a la madre de familia, que sufre verdaderas situaciones de terror. Catriona fue musa indiscutible de Fulci y protagonizó a sus órdenes dos películas más que comentaré esta misma semana para vosotros. El resto del reparto ni fú ni fá, hacen lo que pueden pero honestamente... ¡No son buenos actores! Hay mucha exageración y homenajes a la sobreactuación, algo común en el cine italiano. Técnicamente la película gana puntos: la B.S.O.es perfecta para el tipo de película que es "Aquella casa al lado del cementerio". Una música de las que te ponen de los nervios, que inquieta, que avisa de que algo malo va a suceder... Muy adecuada y acertada. La fotografía también me gustó muchísimo, es fría y transmite todo el mal rollo que inspira la historia. Y tal como dije antes el maquillaje es más que correcto, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una producción de hace 30 años.
En definitiva se trata de una entretenida e interesante historia de terror, que se guarda algunos ases en la manga y algunas sorpresas. Con muchos elementos propios del concepto de horror (cementerio, casa vieja, murciélagos, etc), personajes misteriosos y ambiguos, una historia inquietante y llena de suspense, bastantes dosis de sangre y un ritmo adecuado que nos permite seguir la historia con facilidad. Cierto que a veces no hay ni orden ni concierto a nivel argumental y que podemos observar varios errores de racord, pero lo demás lo compensa convirtiendo "Aquella casa al lado del cementerio" en una película imprescindible del cine de terror clásico y en una obra fundamental para fans de Lucio Fulci.

NOTA: 8/10




(Yo no vivo ahí ni aunque me la regalen ¡Que yuyu!)

(De noche da más mal rollo todavía)







2 comentarios:

  1. Si a mí me ha gustado una película de suspenso ha sido La Casa de Al Lado aunque a muchos no les haya llenado, a mí sí, más por Lawrence!! Aunque aquí no pudo desempeñar bien sus dotes de actriz, me pareción una historia padre con sentido!

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece una película magnífica; sobre los defectos que comentas, seguramente sean ciertos, pero el maestro Fulci tiene la habilidad de convertirlos en un sello personal. Siempre se ha criticado la actuación inexplicable de la niñera criada pero yo en cambio considero todo un acierto la imposibilidad de desentrañar al personaje y sus motivaciones por incoherente que parezcan. Por otro lado concuerdo totalmente en lo referente a los elementos clásicos, Aquella Casa es una película de terror moderna en cuanto que exhibe una innegable libertad creativa pero en el fondo se trata de un filme tremendamente clásico ya desde el propio título y cartel de la mismo, una estética exquisita y entrañable para el buen aficionado al terror.

    ResponderEliminar