Mi lista de blogs

martes, 10 de junio de 2014

CUMPLEAÑOS MORTAL (Happy birthday to me, 1981)



Celebraciones pasadas por sangre

 

Que durante los años 80 (sobre todo en su primera mitad) el slasher era el subgénero de terror de mayor éxito es algo incuestionable. En 1978 "La noche de Halloween" abrió la veda y en 1980 "Viernes 13" reafirmó las normas y clichés más característicos. A la sombra de estas dos primas hermanas surgieron numerosas "primas del pueblo" y especialmente Canadá fue una gran exportadora de slasher adolescente: "Noche de graduación", "El tren del terror", "San Valentín sangriento" o el título del que voy a hablaros hoy: "Cumpleaños mortal"

Protagonizada por la ñoña y pastelosa Melissa Sue Anderson (unas de las protagonistas de la telenovela melodramática más almibarada la historia: "La casa de la pradera") la película cuenta como una joven a punto de cumplir los 18 años se ve inmersa en una misteriosa trama  de asesinatos. Años antes, la chica sufrió un grave accidente automovilistico que acabó con la vida de su madre y la dejó a ella en coma durante una temporada; por lo que hay numerosos recuerdos reprimidos y lagunas en su cabeza. Mientras, su grupo de amigos comienza a morir a manos de un psicópata. ¿Tiene todo esto alguna relación entre sí? Cuando más se acerca la fecha de su cumpleaños más crímenes e intriga envuelven todo el argumento. Y eso es básicamente "Cumpleaños mortal", un híbrido de slasher adolescente con telefilme de sobremesa de misterio. Y es que no voy a negar que me sentí decepcionado con esta película y que a pesar de sus aciertos me pareció muy desaprovechada y bastante más floja de lo que me esperaba.

El principal problema que le vi a la película es su excesivo metraje, ya que una historia que se podría haber despachado en 85 minutos perfectamente tardan 110 en contárnosla y me terminó pareciendo demasiado larga y pesada. Sobre todo porque "Cumpleaños mortal" tiene bastantes escenas de relleno y diálogos que no nos llevan a ningún sitio, ralentizando la acción y dándole demasiada seriedad a una historia que con otro enfoque podría haberme sido más amena e interesante. Y no negaré que posee una correctísima atmósfera y hay varias escenas de suspense bien ejecutadas y que logran captar esa esencia 100% ochentera que tienen las mejores películas de género de la época. Incluso puede decirse que funciona muy bien como thriller de intriga y que su tramposo giro final dejará boquiabierto a más de uno, pero me parece un título fallido como slasher. Las muertes (exceptuando un par de ellas bien resueltas y que elevan el listón) son flojitas, escasas y además se resuelven con demasiada rapidez por lo que nos dejan un sabor un tanto agridulce. Tal vez mi decepción se deba a que esperaba encontrarme una película en la misma línea que la anteriormente mencionada "San Valentín sangriento" u otros ejemplos como "El asesino de Rosemary" o "La quema" y nada más lejos de la realidad me encontré con algo claramente inferior a cualquiera de estos tres títulos. Ni si quiera la equipararía a la también ochentera "La iniciación" que a pesar de ser una película del montón resultaba bastante entretenida y además cumplía muy bien los arquetipos del slasher clásico. Pero este no es el caso de "Cumpleaños mortal", donde el guión se estira como un chicle llegando a ser incluso aburrida en algunos tramos y que además le da prioridad por encima de la acción y los asesinatos a una historia que no es tan interesante como para valerse por si sola. A nivel técnico la película aprueba sobradamente: una buena B.S.O. muy adecuada con el tono del filme y una fotografía oscura que le da un aire sobrio y malrollista. Además los actores están correctos y la pavisosa de Melissa Sue Anderson se defiende medianamente bien como scream queen y chica en apuros. Pero la película flaquea en lo más importante: no consigue entretener todo lo que deberia y le falta garra, sangre, crímenes más gráficos (que no imaginativos, que los hay) y sobre todo eché de menos ese espíritu exploit que tenían cualquiera de las películas que he mencionado a lo largo de la reseña. Con un poco más de mala leche, una dirección potente, un par de asesinatos más en el nivel del primero, 15 minutos menos de duración y algunas persecuciones tensas y llenas de acción "Cumpleaños mortal" habria sido un slasher notable. Pero se queda en un quiero y no puedo continuo y a nivel personal la habría hecho muy diferente apostando por otro enfoque y alejándola del thriller de intriga de sobremesa. Correcta, para coleccionistas y nostálgicos de los 80 pero también prescindible y fácilmente olvidable.


NOTA: 5/10













2 comentarios:

  1. Paquito no estoy nada de acuerdo, a mí me mantuvo pegado a la silla de principio a fin y me entretuvo muchísimo, el problema que tiene con las muertes es el de siempre, la censura, pasó lo mismo que con "san valentín sangriento", le pegaron muchos cortes, pero eso no quita que tenga mala baba, para mí la tiene, es bastante agresiva (sobre todo el final, que es lo mejor)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va Tomi, me pareció un "blufff"... Bueno en mi reseña queda claro ¿No? jejejeje
      Aprobada por los pelos!

      Eliminar